¿Es Shopify malo para el SEO?

  | 

Hoy vamos a hablar de SEO en Shopify.

Sí, lo sé, son dos conceptos aparentemente contrarios.

Uno de los mayores puntos débiles de esta plataforma de comercio electrónico es el posicionamiento web. Quién no ha escuchado o leído en foros la frase…

«No optes por Shopify si quieres que tus productos aparezcan en Google»

Pero…. ¿esto sigue siendo así?

Una de las decisiones más importantes que afronta un comerciante cuando decide abrir una tienda online es elegir la plataforma.

Los tres grandes son WooCommerce, PrestaShop y Shopify.

Cada una de estas plataformas tienes sus puntos buenos y no tan buenos. Pero vamos a centrarnos en el SEO, ya que este punto daría para otro artículo entero.

Para dar contexto, es importante mencionar que Shopify es un servicio de pago por uso o SaaS (Software as a Service). Esto significa que mediante el pago de una cuota mensual, el cliente disfruta de un “todo incluido”.

Con Shopify no hay que preocuparse por las actualizaciones, los fallos técnicos, los certificados SSL, versiones de PHP, seguridad y cifrado en los pagos, etc.

¿Pero qué hay del SEO?

Vamos a ver qué tiene en cuenta Google a la hora de posicionar los productos y qué puntos débiles esconde este motor de e-commerce…

El principio de Pareto aplicado al SEO

Si empiezas un proyecto de comercio electrónico debes tener en cuenta el SEO desde el primer día. A no ser que quiera estar pagando publicidad toda tu vida a cambio de ventas.

A ojos de Google, todo el contenido de una página web debe ser rastreable, indexable y clasificable. Para ello, lo mejor es aplicar el conocido principio de Pareto:

El 20% de tus acciones produce el 80% de los resultados.

Y el SEO no es distinto.

Para posicionar contenido y obtener buenos resultados en Google hay que tener en cuenta cuatro puntos principales:

1. Aspectos técnicos

Toda la información que contiene la página debe poder ser leída por las arañas de Google. Títulos, etiquetas, meta descripciones… y por supuesto, debe estar debidamente bien cumplimentada.

Esta parte es la más floja en Shopify. ¿Motivos? Al ser un servicio SaaS y estar alojado en la nube, no tenemos acceso al código fuente y no podemos hacer modificaciones a medida.

Esta limitación no la tenemos con WordPress o PrestaShop. Si te gusta meterle mano al código frecuentemente… Shopify es tu opción.

2. Contenido

El contenido es el rey, y más si hablamos de posicionamiento. Los últimos cambios de algoritmo han hecho que Google valore —muy por encima de otros factores— la calidad del contenido.

En el caso de una tienda online, eso se traduce en cumplimentar al máximo las fichas de producto, o tener un blog potente con contenido relevante para tu lector/a.

Piensa siempre en tu comprador: qué está buscando, qué desea encontrar, o qué puede necesitar saber antes de tomar una decisión de compra.

3. Usabilidad y navegación

Es decir, que puedas navegar cómodamente desde cualquier dispositivo. ¿Cómo se consigue esto? Te expongo algunos puntos clave importantes que debes tener en cuenta sí o sí.

– Velocidad de carga

– Categorías de producto bien organizadas

– Paleta de colores coherente y harmoniosa

– Tipografías con un contraste y tamaño suficientes

– Menús y procesos de compra predecibles

– Formatos de pago conocidos y cómodos

– Textos legales bien cumplimentados

– Condiciones de envío y condiciones transparentes

La lista es muchísimo más larga y daría para otro artículo entero. La experiencia de usuario (UX) y cómo se presenta la información (UI) son dos aspectos extremadamente importantes cuando diseñamos una tienda.

¡Tenlo en cuenta!

4. Enlazado interno y externo

Poniendo siempre calidad por encima de cantidad.

Google valora muy positivamente que otros sitios web enlacen a tu tienda, sobretodo si es de la misma temática. Es un síntoma de la relevancia de tu sitio web.

Además, un enlazado interno enfocado al usuario también te ayudará a posicionar tu tienda. Por ejemplo, si tienes un blog de moda, cuando hables de una nueva tendencia de moda enlaza los productos que nombras a su ficha de producto correspondiente.

Esta práctica es útil para tu comprador y para Google.

Puntos negativos de Shopify en SEO

Vamos al grano.

¿Por qué Shopify es tan criticado por los expertos en SEO?

Como he mencionado antes, no poder tocar código es una gran limitación. Eso no significa que no se puedan posicionar productos con Shopify, pero si necesitas una estrategia SEO muy agresiva, esto te puede condicionar.

1. La estructura de las URL es intocable

Si vienes de plataformas de código abierto como WordPress o PrestaShop, esto te va a doler.

Shopify no permite modificar la estructura jerárquica de los enlaces y añade la palabra collections en toda su estructura. Esto aplica tanto para categorías, productos o páginas sencillas.

Lo ideal para una buena optimización SEO sería…

tutienda.com

tutienda.com/categoría/

tutienda.com/categoría/sub-categoría/producto

Y así sucesivamente.

Veamos un ejemplo para una tienda de calzado…

tutienda.com/zapatos/hombre/converse-classic-negro

En Shopify, la estructura sigue un patrón marcado y limitado, eliminado las sub categorías y empeorando la jerarquía lógica en materia de SEO:

tutienda.com

tutienda.com/collections/

tutienda.com/collections/categoría/

tutienda.com/collections/categoría/producto

Es una limitación conocida, e incluso las grandes multinacionales que venden con Shopify lo tienen aplicado de esta manera. ¡Es lo que hay!

Por suerte, de manera automática Shopify gestiona las URL’s duplicadas aplicando canónicals y evitando la detección de contenido duplicado por parte de Google.

¿Un punto negativo? Sí, pero no es grave.

Si eres un usuario no familiarizado con el SEO esto te liberará, ya que no tendrás que lidiar con configuraciones complejas y leer guías de ayuda sobre enlaces permanentes…

Optimización de imágenes

En este apartado hay puntos positivos y negativos.

Uno de los grandes beneficios de Shopify es que sirve las imágenes a través de redes CDN (Content Delivery Network) y que comprime automáticamente las imágenes.

Vale… ¿pero esto qué significa?

Para agilizar los tiempos de carga, Shopify guarda copias de tu contenido en múltiples servidores. Estos están distribuidos por todo el mundo, lo que permite ofrecer las imágenes a mayor velocidad estés donde estés.

El punto negativo en cuanto a SEO, es que el hecho de utilizar los CDN hace que no siempre podamos controlar el nombre del archivo en su ruta completa.

Otro punto positivo es la compresión.

Cuando cargas una fotografía en un formato compatible (JPEG, PNG o GIF) esta se comprime. Esto en plataformas como WordPress o PrestaShop hay que tenerlo en cuenta antes de cargar la imagen.

Cuando realizo auditorías en clientes, la gran mayoría han subido imágenes muy pesadas en el servidor, lo que penaliza mucho el tiempo de carga.

Por último, otro punto a favor es que sí puedes colocar las etiquetas ALT en las imágenes. Es decir, la información que lee Google para indexar y posicionar la fotografía.

No puedes editar el archivo robots.txt

Vale, seguramente no sabes qué es y nunca lo tocarás.

Pero si vienes de WordPress o PrestaShop y has leído sobre SEO, esto te resultará familiar.

El archivo robots.txt nos permite especificar qué contenido queremos incluir o excluir en los buscadores de Google.

Esto es muy útil para comercios electrónicos que tienen grandes catálogos y desean excluir ciertas marcas, variaciones de producto o categorías para evitar contenido duplicado o canibalización (competencia entre sus propios productos).

El punto positivo es que el no poder tocarlo hace que no debas preocuparte por ello.

Y créeme, es un punto muy complejo.

4. Los filtros generan contenido duplicado

Hemos hablado de la importancia de una buena categorización de productos. Pero el trabajo no acaba aquí.

¿Qué pasa con los filtros?

Es un aspecto muy importante, sobretodo cuando el catálogo de productos es extenso y estos tienen detalles (etiquetas en Shopify) que marcan la diferencia.

Por ejemplo, si estamos buscando una camisa roja, filtrar por talla y color será esencial para agilizar el proceso.

Unos buenos filtros son clave para ofrecer una experiencia de usuario satisfactoria y un consecuente aumento de las ventas. De hecho, es uno de los principales motivos que llevan a los clientes a cambiar sus plantillas.

¿Qué problema hay con los filtros y el SEO?

Cuando configuras tu catálogo, asignas etiquetas a cada uno de tus artículos para que se puedan encontrar con mayor facilidad.

Una vez aplicas las etiquetas correspondientes a un producto y el usuario las selecciona, Shopify genera unas rutas URL “virtuales” que no son modificables por parte del usuario.

Esto genera una duplicación de contenido brutal y se puede dar una situación como la siguiente:

Imaginemos una tienda online que tienen 500 referencias (por lo tanto, las mismas unidades de URL’s) y analizando sus resultaos en Google.es aparecen más de 25.000 URL’s indexadas.

Cada filtro y la combinación de los mismos genera URL’s distintas. A pesar de que esta situación se puede resolver mediante canónicals, no es lo ideal si queremos potenciar el SEO en nuestra web.

5. Precaución al comprar plantillas y aplicaciones

Uno de los grandes errores es elegir la plantilla única y exclusivamente por su estética. Algo muy habitual en Shopify, pero también en WordPress y PrestaShop.

La mayoría de desarrolladores no escriben el código pensando en Google y en sus arañas rastreadores.

Por ejemplo, en mis proyectos WordPress solo utilizo GeneratePress Premium, un conocido theme desarrollado por Tom Usborne que presume de un código limpio, optimizado y Google friendly.

Lo mismo pasa con las aplicaciones…

Shopify permite añadir infinitas funcionalidades a nuestra tienda a través de las aplicaciones de terceros (plugins en caso de WordPress).

¡Pero cuidado! Cada aplicación extra que instalamos puede afectar al rendimiento de la web. Por ejemplo, reduciendo la velocidad de carga (un factor SEO), engrosando el código fuente (dificulta la lectora de las arañas de Google) o reescribiendo metadatos en el peor de los casos.

¿Es Shopify tan malo en SEO?

Rotundamente no.

Tiene detalles técnicos a resolver, pero esto también pasa en las demás plataformas de comercio electrónico.

Recordemos el principio de Pareto:

Los puntos más importantes y que afectan en su mayor grado al SEO son la calidad y un correcto indexado del contenido, el rellenado manual de los metadatos y la inclusión de marcaje schema.

Estos puntos están cubiertos en Shopify.

Si hablamos de ventas, el SEO solo es una pequeña parte de una estrategia de marketing.

No debemos olvidar que hay muchos otros factores: la relevancia y la presentación visual del producto, el mercado, el branding, la competencia, el contenido que genera, la publicidad pagada, su posicionamiento de mercado, y un largo etcétera.

Una de las máximas de Shopify es que cualquier persona sin conocimientos puede empezar a vender por internet. Poder puede, pero conseguirlo y que el negocio sea rentable, ya es otra historia…

Si quieres montar una tienda online, apóyate en un profesional. A medio plazo ahorrarás tiempo, dinero y lo más importante: tu motivación.

Deja un comentario